Periodismo con mirada joven

El Sistema Educativo Nacional también cede ante la inclemencia de la pandemia

22.09.2020

Según estimación reciente, el 62% de los consultados sostienen que no han adquirido conocimientos estudiando de manera virtual.

En CABA pretenden volver a las clases presenciales a partir del 28 de septiembre

"A la hora de enseñar se modificaron todos los aspectos en tanto y en cuanto el sistema educativo está muy poco tecnologizado. Hay quienes mencionan a este contexto como de `enseñanza virtual` pero me parece más correcto llamarlo `enseñanza en contexto de emergencia`, dado que de un día para el otro hubo que abandonar las aulas para comenzar a trabajar a distancia. Además, sin los contratos previos que la educación virtual requiere: conectividad, manejo de herramientas tecnológicas, etc", reflexionaba el profesor de filosofía Guillermo Pastorini, de la ciudad de Concordia -Entre Ríos-, que, a su vez, dicta clases en once salones. Además de ello, con su cargo de asesor pedagógico nuclea a siete cursos.

El 20 de marzo, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia -DNU- correspondiente al Ejecutivo Nacional, el territorio argentino se sumía en el aislamiento social, preventivo y obligatorio -ASPO-. Desde entonces a la fecha, se contabiliza como medio año -más de 6 meses- yendo y viniendo de fases a causa de la pandemia mundial desatada y calificada por la OMS: COVID-19.

Si bien el virus impactó de lleno en las economías regionales e internacionales, otro rubro gravemente golpeado fue el de la educación. Sector significativamente importante para el desarrollo social de cada Estado. Desde entonces, cada distrito se aventuró en la hazaña de enseñar de manera virtual.

En tanto, un relevamiento realizado -en el mes de agosto- por UNICEF para el país, arrojaba un ostentoso número: el 81% de los hogares donde residen adolescentes estaban en contacto con el sistema educativo. Claramente el número evidenciado ha decaído desde el momento de la consulta hasta hoy. Además, dicho documento diagnosticaba que el 18% de los adolescentes del país no contaba con internet en su hogar y que el 37% no tenía una computadora disponible para hacer trabajos escolares, por ende, las diferencias en términos de acceso -entre establecimiento y hogar- se torna evidente. Asimismo, la representante del organismo en Argentina, Luisa Brumana, expresó: "En contextos de emergencia como el que vivimos, con la educación presencial suspendida temporalmente, el acceso a internet, a dispositivos digitales y el desarrollo de estrategias educativas alternativas es fundamental para sostener los aprendizajes de los niños, niñas y adolescentes en Argentina".

Entre el 25 de junio y el 8 de julio la UDA -Unión Docentes Argentinos- llevó a cabo una encuesta que, por entonces, fue de gran impacto. La misma se empleó en el marco de retornar a las clases presenciales, allí las más de 10 mil familias consultadas esgrimieron que no estaban dadas las condiciones de salubridad para el regreso a las aulas. Por ese entonces, el encargado del Ministerio de Educación, Nicolás Trotta, conjeturaba con el retorno. Por supuesto, con un estricto protocolo de por medio: todos los alumnos con el uso de barbijo casero -que tapase la nariz, la boca y el mentón-, obligatorio dentro y fuera del aula; cumplimiento del distanciamiento social de al menos 1,5 metros y sin actos, reuniones ni eventos.

"Estamos en el segundo período del año -luego de las vacaciones de invierno-. Hemos trabajado vía virtual con los estudiantes que se puede porque la mayoría no tiene acceso -a internet- y tenemos un gran parte de los chicos que directamente no cuenta con dispositivos", reflexionaba Marina Sánchez Kremer, rectora de la esc. secundaria Nº22 Mariano Moreno -Concordia, Entre Ríos-. La también profesora de lenguas extranjeras -portugués y francés- explicaba que el nexo con los adolescentes -a la hora de brindar el material específico- es el blog de la institución como también el kiosco que se encuentra enfrentada a la misma donde ellos realizan sus respectivas copias. En consonancia, y tomando datos del estudio realizado en conjunto por la UADE y la consultora Voices!, el 25% de los padres indican la falta de motivación en los hijos y un 19% plantea que ellos mismos han mermado en su acción de ayudarlos a ir al día con los trabajos. "Es razonable que la motivación, el entusiasmo y la fuerza de los momentos iniciales tiendan a caer si se prolonga demasiado, pero también aparecen soluciones que ya se encontraron, se empiezan a 'profesionalizar' más y a adquirir como hábitos cuestiones propias de la virtualidad", enfatizaba Andrés Cuesta -secretario académico de la UADE- ante Infobae.

Educadores en Concordia 

Además de ser algo novedoso para muchas personas -el hecho de estudiar virtualmente o, al menos intentarlo-, la correcta utilización de las herramientas, que brinda la tecnología, hace mella en los profesores. En relación a ello, el docente Sebastián Alvero -hace 13 años se enfrenta a más de 20 chicos- sostuvo que la tecnología plantea una situación ambivalente: es rápida para conectar a alguien, pero eso no significa que la comunicación sea efectiva, concreta y resultante para ambas partes. En el mismo orden, su colega Guillermo Pastorini manifestó: "Me llevo bien con la tecnología, pero en este tiempo tuve que aprender muchas cosas".

"El compromiso de los chicos no es el que quisiéramos los profesores. Por supuesto que algunos estudiantes están al día con sus actividades, pero la gran mayoría, por diversos motivos no lo están", narró Alvero. En paralelo, otra docente, pero en este caso de las escuelas secundaria Nº8 Augusto Niez y Técnica Nº2 Independencia, Lorena Aguilar, escoge reflexionar sobre la complejidad del momento en el que está sumido su alumnado. Asimismo, explicó: "Muchos de nuestros estudiantes no tienen acceso a internet. Hay un solo celular en la casa -compartido por muchos hermanos-. Se complica mucho la entrega. No puedo juzgar, pero hay mucha predisposición de parte de ellos", y agregó: "En Augusto Niez hay un buzón donde ellos dejan su trabajo y después nosotros lo vamos a buscar -teniendo en cuenta todas las medidas de precaución por la cuestión de la pandemia-".

Con lo que conlleva a la continuidad del ciclo lectivo en la ciudad tanto los docentes consultados como la rectora de la escuela Mariano Moreno anudaron criterios. "Las resoluciones del CGE -Consejo General de Educación- mencionan el regreso a la presencialidad, pero siempre de manera hipotética, como una posibilidad que no se descarta pero que creo yo, es muy lejana", reflexionaba Pastorini. En el mismo orden, Aguilar sostuvo que es muy riesgosa la vuelta y que las escuelas no están preparadas para poder enfrentar al virus en lo que tiene que ver con las medidas de seguridad y salud. Asimismo, Alvero recalcó: "Los directivos están a la expectativa de la evolución de casos en cada localidad. Supongo que la decisión será en conjunto con toda la provincia".

Por último y a modo de conclusión, resulta oportuno señalar el evidente conflicto que atraviesa el Sistema Educativo en general. El COVID-19 ha sido el causante de todos los males en el territorio nacional como también en el internacional. Los problemas que hoy se reflejan en todo el arco educativo tendrán que ser, post pandemia, prioridad en la agenda política. En concordancia al momento descripto, María Sánchez Kremer se atrevió a dejar un mensaje alentador: "Si este año es agotador, el próximo será peor si nosotros no hacemos el mejor esfuerzo aquí y ahora por salir de esta. Aprendemos de esta situación. A veces hay cosas que nos sorprenden y que tenemos que salir adelante, ser resilientes. Decirles a los chicos que todo lo que se consigue con esfuerzo se valora el doble".

Eric Facundo Fernandez
© 2022 | SENTIDO DE PERTENENCIA
Creado con Webnode
¡Crea tu página web gratis! Esta página web está creada con Webnode. ¡Crea tu propia web gratis hoy mismo! Empieza ahora